Fontanar Online

Educación especializada

Diversos estudios científicos demuestran la existencia de diferencias entre sexos, tanto en la forma de aprender, como en la de reaccionar y trabajar, y que esas diferencias no son sólo el resultado de unos roles tradicionalmente atribuidos a un sexo o a otro, sino que en gran medida vienen dadas por la naturaleza. (Calvo, 2009; Gurian & Henley, 2001).

Estos nos permiten explicar muchas de las diferencias que los profesores constatan a diario en sus clases y que en los sistemas educativos mixtos los orilla a disminuir el promedio para ser equitativos en la didáctica.

Una situación común en las aulas de clases hoy en edades de primaria a preparatoria, es la presencia de una “cultura” muy distinta entre los hombres y las mujeres. Es por eso que tienden a adoptar roles y normas implícitas que crean una identidad y cercanía con el grupo de su sexo.

A partir de los 6 años (donde inicia Elementary), las diferencias comienzan a ser evidentes y entonces los procesos de enseñanza – aprendizaje deben ser diseñados para potenciar las capacidades de cada sexo.

En el Colegio Fontanar, desde hace 30 años, lo sabemos.

Está demostrado que la educación especializada es efectiva para la libertad personal, minimiza los estereotipos y abre la puerta a la elección de comportamientos, actitudes y conductas sin existir presión social que lo reprima.

Todo esto les presenta un descubrimiento más profundo de sus capacidades y el incremento de autoestima y ambición académica. Aprender en un entorno que minimiza los efectos indeseados de los estereotipos de género contribuye a descubrir y moldear su personalidad para descubrir su verdadera vocación.

Un aula de puras mujeres favorece la confianza y autoestima; desarrolla la competitividad y liderazgo; mejora las habilidades de superación; potencializa el desempeño académico y fomenta el trabajo en equipo.

A una conclusión similar llega el sociólogo estadounidense Cornelius Riordan:
“El primer aspecto a considerar de la escuela especializada es el hecho de que provee a chicas y chicos de mejores modelos de éxito personal para cada sexo. Las escuelas especializada pueden ser especialmente beneficiosas para las chicas, ya que las mejores estudiantes en todos los ámbitos académicos serán chicas y, por tanto, adecuadas para servir de modelo. Además, el profesorado en las escuelas femeninas suele ser femenino. Algo parecido se puede decir de las escuelas masculina, en ellas se presentan más modelos pro académicos de sexo masculino, legitimando el ser buen estudiante a pesar de ser hombre”

Aprenden diferente los niños y las niñas, conoce más aquí.